Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

RIBERA

La Junta rechaza la propuesta de la patronal para reabrir el Ctacyl

Califica su planteamiento de «inasumible» y culpa a los grupos políticos de la oposición

LORETO VELÁZQUEZ LORETO VELÁZQUEZ
06/01/2017

 

«Inaceptable desde todo punto». Con estas cuatro palabras, el delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Burgos, Baudilio Fernández Mardomingo, da por zanjada la negociación con la Asociación de Empresarios de Aranda y la Ribera (Asemar) en relación a su propuesta, presentada el 22 de diciembre, para dotar de contenido al Centro Tecnológico Agroalimentario Tomás Pascual (Ctacyl), un edificio construido por la Administración regional -con ayuda de fondos europeos- para albergar un centro tecnológico agroalimentario de referencia y que hoy, cuatro años después, continúa vacío mientras sufre actos vandálicos y pillajes.

Su explicación es rotunda. Cuando se construyó, «la idea era entregárselo a los empresarios y que el Ayuntamiento se hiciera cargo del mantenimiento». Para ello, la Consejería aceptó aportar una ayuda de 60.000 euros que se repartiría de forma decreciente -30.000 euros el primer año, 20.000 el segundo y 10.000 el tercero-, llevar a un técnico para orientar a las empresas y ayudar en los inicios. «También les busqué una entrevista con la Diputación, que se mostró receptiva a colaborar en los gastos a través de Burgos Alimenta», recuerda.

Un «año perdido»
La sorpresa, puntualiza, llegó el pasado día 22 cuando Asemar «se descolgó» con una propuesta «completamente distinta» en la que para dar forma a un vivero de empresas del sector de la agroalimentación que se completase con las sedes de las entidades empresariales de Asemar y Jearco y la bodeguera Asebor, la Junta de Castilla y León se tenía que hacer cargo de los costes del equipamiento, así como del traslado de las asociaciones. «Hablan de unas cantidades inasumibles que no sirve ni de punto de partida para una negociación», zanja.

Molesto por lo que califica «un año perdido», el delegado territorial no echa la culpa ni a los empresarios ni al equipo de gobierno que dirige la alcaldesa Raquel González - con la que compartía el planteamiento inicial-, pero sí carga la responsabilidad en los grupos de la oposición que se reunieron con los empresarios y que, en su opinión, han interferido de forma negativa. «Está claro que no quieren que en un edificio construido por la Junta se dé forma a un centro que impulse a las empresas agroalimentarias de Aranda», lamenta a sabiendas de que allí podrían haber encajado proyectos como la «hipotética» marca propia del Lechazo de Aranda o la Marca de Garantía ya aprobada de la Torta de Aranda. «Todo iba bien hasta que los empresarios se reunieron con los grupos de la oposición y ahí se lió todo. No quieren que haya centro», añade.

Alternativas

Descartada la propuesta de los empresarios, lo cierto es que sobre la mesa no hay un proyecto definido. Consciente de que una de las alternativas que reclaman algunas voces es desplazar allí las dependencias policiales debido al mal estado de las instalaciones actuales, Fernández Mardomingo habla claro: no solo se perderían las ayudas de los fondos europeos al no estar relacionado el fin con el sector agroalimentario, sino que además el Ayuntamiento de Aranda tendría que asumir el coste. Y es que «la Junta no está para pagar centros para la Policía», insiste.

Una opción más factible podría pasar por el área de Servicios Sociales. «Vamos a buscar otro uso para que el edificio no esté cerrado». En este sentido, la consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, señaló en su última visita a Aranda, el 2 de diciembre: que si la propuesta de Asemar no encaja el Ctacyl «no quedará vacío». «Buscaremos alternativas para dar un uso al margen de la primera previsión porque se ha hecho una inversión», garantizó.

En su propuesta, Asemar defendía un proyecto plural que no se podía entender sin la ayuda de la Junta, la Diputación y el Ayuntamiento de Aranda. «El trabajo ya está realizado y ahora es la Junta de Castilla y León la que debe decidir si lo apoya», concluía la junta directiva en su comunicado a la prensa del 22 de diciembre. Así pues, seguro que la respuesta levantará hoy ampollas.

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria