Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Localizan en Regumiel restos humanos con 1.000 años de antigüedad

El cuerpo se enterró con las piernas por fuera, por lo que presenta varias fracturas post mortem / El hallazgo será objeto de estudio antes de depositarlo en el Museo de Burgos

RAQUEL FERNÁNDEZ / Regumiel
19/11/2016

 

Después de mes y medio de trabajos de excavación en la necrópolis altomedieval de Regumiel de la Sierra, con más de 80 tumbas recuperadas hasta el momento, se ha dado con uno de los mayores descubrimientos. En estos últimos días, los tres técnicos que llevan a cabo los trabajos han dado con un hallazgo que venían intuyendo que podía aparecer. Nada más y nada menos que una tumba no documentada hasta ahora con restos humanos en su interior. Un descubrimiento de gran importancia, ya que se trata de huesos que podrían tener en torno a 1.000 años de antigüedad y que aportarán una gran información sobre el modo de vida y la datación concreta de esta necrópolis.

Este extraño ejemplo de inhumación en una tumba altomedieval excavada en roca ha salido a la luz al retirar dos capas de hormigón en la zona de la escalera de acceso a la iglesia parroquial. «Es uno de los pocos casos de restos humanos en este tipo de necrópolis», explica Asier Pascual, director del proyecto de recuperación de la necrópolis. El hallazgo de estos restos ha marcado un momento importante en su carrera. «Al ver lo que contenía la tumba me sentí emocionado, porque la verdad que es muy difícil encontrar restos así. Es muy peculiar que se hayan conservado sobre piedra arenisca», confiesa.

Pero lo más curioso de todo para Pascual -natural del propio municipio de Regumiel- es el modo en el que enterraron el cuerpo. «Se trata de un hecho extraordinario por el tratamiento que se le dio al depositarlo, ya que el cuerpo se enterró literalmente con las piernas por fuera de la tumba y se le introdujo de forma brutal en una fosa mucho más pequeña, realizándole varias fracturas post mortem», señala.

Los restos ya se han recogido y se estudiarán para depositarlos en el Museo de Burgos. «Lo primero fue limpiarlo muy bien con mucho cuidado y estudiar al detalle el tipo de enterramiento. Los huesos estaban muy astillados con lo que recogerlos no ha sido nada fácil. Ahora hay que estudiarlos para que nos den toda la información posible», añade Pascual, quien no descarta «que puedan aparecer todavía muchas más sorpresas», ya que los trabajos se alargan hasta el mes de marzo.

Un centenar de tumbas
Las 80 tumbas recuperadas hasta el momento podrían sobrepasarse con creces y alcanzar por lo menos el centenar. «Ese es el número que más o menos estamos valorando del total de tumbas que pueden aparecer», apunta Pascual, sabedor de que «estas 80 tumbas estaban totalmente cubiertas por la maleza».

Tradicionalmente, esta necrópolis se ha datado entre los siglos IX y XI, «aunque ahora existen nuevas teorías que hablan de que podría retrasarse hasta el siglo VII», explica el director del proyecto, quien remarca que muchas de estas tumbas estaban se encuentran en muy mal estado.

«Con el paso de los años se ha hecho un destrozo contra el patrimonio bastante importante: se ha echado cemento en muchas zonas, se han plantado árboles… Lo que pretendemos es valorar los daños y recuperarlas en la medida de lo posible, aunque algunas serán imposible de rescatar», apostilla.

Estos trabajos se están llevando a cabo mediante una ayuda de la Junta de Castilla y León de 30.000 euros con los que se ha podido contratar al equipo de técnicos: tres personas durante seis meses. El yacimiento se dividió en un primer momento en cuatro sectores de los que solo queda uno por trabajar, pero «poco a poco han ido surgiendo más cosas asociadas a la necrópolis -entre ellas zona del poblado y una cueva- y lo hemos tenido que dividir finalmente en nueve, con lo que a día de hoy creemos que estamos al 50% de lo que esperamos finalmente encontrar aquí en Regumiel de la Sierra».

El descubrimiento de la cueva se produjo hace semanas durante el proceso de recuperación del entorno de la necrópolis. Al retirarse un muro de ladrillo, quedó abierto un acceso donde en su interior se han localizado huellas de dinosaurio que ahora tendrán que ser estudiadas por los expertos.

Regumiel cuenta además con otra zona de huellas de dinosaurio ya estudiadas y valoradas hace décadas: el Frontal 1 con 86 huellas agrupadas en ocho rastros, con marcas aisladas, correspondientes en su mayor parte a iguanodontes.

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria