Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Los mediambientales, en pie de guerra contra la Ley de Montes

El presidente de la Asociación de Agentes Medioambientales de la región, Esaú Escolar, denuncia intereses ocultos y la falta de apoyo por parte de la Junta

DIEGO SANTAMARÍA DIEGO SANTAMARÍA
15/03/2015

 

Que quede claro. En ningún caso pretenden desprestigiar el trabajo de los efectivos del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil. Tampoco quieren entrar al trapo ante provocaciones y alguna que otra bravuconada. Pese a ello, los agentes forestales y medioambientales de toda España lucharán hasta el final si es necesario para que el Gobierno central no ejecute la modificación de la actual Ley de Montes.

La polémica estalló en diversos frentes, pero los cambios establecidos en dos artículos encendieron todas las alarmas al sustituir el «actual sistema de trabajo basado en la coordinación con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad» por la «subordinación» a la hora de realizar sus actuaciones, tal y como denuncia la Asociación Española de Agentes Forestales y Medioambientales (Aefma). Y es que de aprobarse la normativa, los agentes dejarían de formar parte de un cuerpo independiente para convertirse en un ente auxiliar de la Guardia Civil.

En sintonía con la necesidad de proteger las actuales competencias del colectivo, el presidente de la Asociación de Agentes Medioambientales de Castilla y León (Apamcyl), Esaú Escolar, sostiene que el fin último de este cambio en el reglamento persigue la paulatina incorporación de la seguridad privada en el medio rural. Por otra parte, también asegura que la limitación de sus funciones «va a dificultar enormemente la posibilidad de determinar con claridad y certeza quiénes son los responsables de muchos hechos delictivos».

A ello se une la escasez de efectivos en Burgos, situación que podría agravarse durante los meses de julio y agosto con la simultaneidad de incendios. Y es que si los agentes medioambientales no pueden actuar, Escolar afirma que las 12 unidades del Seprona que actualmente operan en la provincia difícilmente podrán resolver contingencias de tal magnitud.

Recabando apoyos

De momento, la Junta apenas se pronuncia. No obstante, Escolar asevera que la Dirección General del Medio Natural ya está «tomando el pulso» al encargarles un inventario sobre zonas calientes donde se practica la caza furtiva de corzo «para que la Guardia Civil actúe».

Por fortuna, los agentes medioambientales también suman aliados en la propia Benemérita. Concretamente, entre la Asociación Unificada de Guardias Civiles (Augc), que el mes pasado emitió un comunicado de apoyo a las reivindicaciones del colectivo.

Propuestas y luchas

La futura Ley de Montes contemplada por el Gobierno no es el único problema al que se enfrentan los agentes medioambientales. Por ello, Escolar señala que se está trabajando en un Plan de Modernización que garantice -entre otras cosas- la reducción del gasto público, la estructuración de este Cuerpo por escalas «en función de la experiencia y de la preparación», el cumplimiento de los acuerdos de 2007 con la Consejería de Medio Ambiente «como el concurso de traslados», la convocatoria de oposiciones o la adquisición de «medios materiales acordes».

Mientras tanto, Escolar lo tiene claro. Los auténticos garantes de la protección del Medio Ambiente anuncian movilizaciones «si no se bajan del burro». De ser necesario, sentencia, habrá que «morir con las botas puestas».

LOS CAMBIOS DE LA DISCORDIA

Artículo 6 q). La todavía vigente Ley 10/2006 de Montes encomienda al agente medioambiental las funciones de «policía y custodia de los bienes jurídicos de naturaleza forestal y la de policía judicial en sentido genérico, tal y como establece el apartado 6 del art. 283 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal». Sin embargo, el nuevo borrador añade, a modo de coletilla, la obligatoriedad de actuar «de forma auxiliar con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad».

Artículo 58.4. En la misma línea que el anterior, en este apartado del referido cuerpo legal se aclara que «los agentes forestales y medioambientales, en el ejercicio de sus competencias, actuarán de forma coordinada, y con respecto a las facultades que atribuye su legislación orgánica reguladora, con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad». En este caso no se produce añadidura, pero sí sustitución. Así, la modificación de este artículo cambia sentido de la actuación «de forma coordinada» por su «carácter auxiliar».

 

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria