Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

RIBERA

Los móviles, bajo la lupa forense

La policía científica emplea técnica para recuperar «bit a bit» fotos, mensajes o vídeos

B. OLALLA / Burgos
16/12/2017

 

Con los tres futbolistas acusados de agredir a una menor en Aranda ya encarcelados tras su declaración ante el juez y la defensa preparando el recurso para solicitar su liberación, los avances del caso se centran en el trabajo forense de la Policía Científica para desentrañar las imágenes o vídeos que se pudieron tomar la tarde del 24 de noviembre en el domicilio de los tres jugadores.

La policía está convencida de que esas imágenes existen. O existieron. Por ello están sometiendo a los tres teléfonos de los acusados a un intenso exámen forense con el objetivo de detectar cualquier imagen o vídeo, incluso en el caso de que haya sido borrado posteriormente. Los agentes poseen herramientas informáticas para llegar hasta esas evidencias borradas, incluso para saber si éstas fueron compartidas por cualquier medio, cuándo, cómo y a quién. Fuentes de la investigación manifestaron a este periódico su convencimiento de que existe un testimonio gráfico de la agresión, que fue compartido y que se ve «de todo».

Hoy en día los smartphone aportan a los investigadores más información de la que puede parecer. Los agentes pueden obtener fotos y videos recientes o borrados hace mucho tiempo, analizar el historial de llamadas poniendo en contacto a víctimas y agresores en el tiempo y también en lugar, cotejando los datos que proveen las operadoras de telefonía sobre la ubicación de los telefonos en relación con las antenas de comunicación durante las llamadas. De hecho este sistema se usó ampliamente en el caso de Diana Kerr para tratar de determinar sus últimos movimientos antes de desaparecer. Pero en otros casos, los smartphones ponen las cosas mucho más fáciles a los policías que sepan desentrañar el historial de ubicaciones y navegación que guardan por defecto móviles como el iPhone con los que se puede conocer los lugares más frecuentes por los que pasa el dueño de ese teléfono. Se investigan también eventos del calendario para conocer si se han guardado citas o el contenido de mensajes de whatsapp o SMS.

En el caso de Aranda, dependiendo de lo que encuentren los agentes se podría desde documentar gráficamente lo sucedido a reconstruir la historia de cómo se conocieron la menor y el futbolista que la invitó a acudir a su piso, a detallar los mensajes que se cruzaron los tres acusados entre sí y con otras personas después de lo sucedido.

El hecho de hayan podido limpiar el teléfono desde la fecha de la supuesta agresión a la de la detención, más de quince días, no significa que no se pueda obtener la información. Eso sí es trabajoso.

Al parecer se puede examinar «bit a bit» la información del chip del teléfono con las herramientas y los programas informáticos con los que cuenta la policía científica. Una vez más el caso de Diana Kerr sirve como referencia para ilustrar qué se puede hacer para rescatar información de un teléfono incluso si se ha intentado destruirlo. La memoria del smartphone es muy amplia y se divide en muchas carpetas y eliminar todo rastro es complicado. Por ejemplo, cuando el usuario toma una foto se guarda en la memoria, pero el sistema operativo del dispositivo suele guardar versiones de esa foto en diferentes ubicaciones, por ejemplo como foto de perfil, como thumbnail o previsualización, de forma que la policía pueda llegar a una vista previa de la imagen aunque falte la original.

Además, los archivos audiovisuales pueden ser recuperados con un análisis físico incluso si han sido procesados para enviarlos por redes sociales. Internet está repleto de programas con los que se pueden recuperar archivos perdidos involuntariamente. Suelen requerir mucho tiempo de análisis, sobre todo si se trata de un vídeo, pero es relativamente sencillo registrar el sistema de archivos bit por bit.

Recurso y prisión

La abogada de los futbolistas presentará la semana próxima, posiblemente el martes, el recurso para obtener la liberación de los tres jóvenes encarcelados desde la tarde del miércoles en Burgos. Cabe recordar que la magistrada del juzgado número 2 de Aranda, Nieves Pérez, ordenó prisión inmediata comunicada y sin fianza de modo que los futbolistas han sido ingresados en el módulo de preventivos de la cárcel provincial burgalesa. Lo que es más complicado es su posible traslado a otra cárcel, ya que en esta fase temprana de la investigación se requiere que estén disponibles para ser presentados si el magistrado lo requiere.

Entretanto, los tres jóvenes pasaron ayer su segunda noche en prisión y continuaron completando lo que se conoce como periodo «higiénico sanitario», según explicaron a este periódico fuentes conocedoras del proceso. Posteriormente se les dirige a un módulo, pero en su caso fueron instalados directamente en una celda compartida en el de preventivos, dada su situación particular. Tienen acceso al patio, donde pueden jugar la fútbol y a apuntarse a todas las actividades y talleres formativos. La educadora social ya les ha informado de estas opciones.

 

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria