Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

TROTABURGOS / MELGAR DE FERNAMENTAL

Desde el Pisuerga hasta el Canal de Castilla, pasando por Melgar

La villa destaca por su vitalidad y su espíritu inquieto / La mezcla de tradición y modernidad moldea una localidad que presume de sus costumbres

ELENA RODRÍGUEZ / Burgos
18/07/2019

 

Siguiendo una moderna y cómoda autovía llegamos a una localidad situada en las orillas del río Pisuerga y en el extremo occidental de la provincia de Burgos, Melgar de Fernamental. Este nombre, cuenta con dos significados. Por un lado, la palabra Melgar, cuya procedencia llegó de la voz de los celtas y significa «terreno dividido en «almegas» o «estrechas fincas». Por otro lado, Fernamental viene del nombre de su repoblador, el conde Fernán Armentález, que asignó al municipio el nombre de «Melgar de Suso».

Manteniendo la ruta del pasado, el Imperio Romano se asentaba desde la ciudad de Dessobriga, lo que comprende actualmente los municipios de Melgar de Fernamental, Osornillo y Osorno la Mayor. Gracias a su influencia arquitectónica, este municipio cuenta con varias calzadas romanas. La más reconocida es la Vía Aquitania, cuyo trayecto forma parte del Camino de Santiago. A día de hoy, es mas conocida por el nombre de Camino a Santiago Vía Aquitania, cuyo trayecto iniciaba en Melgar y cruzaba el Pisuerga. También cuentan con la Vía del Pisuerga, cuyo recorrido encarrilaba los municipios actuales de Herrera y Astudillo.

Años más tarde, con la llegada de los Reyes Católicos y posteriormente de Carlos I, Melgar comenzó a ganar prestigio y esplendor. En el año 1572 fueron comprados los derechos jurisdiccionales de la villa por Fernando López del Campo, miembro del Consejo de Hacienda de Felipe II, para levantar allí su residencia . En 1612, el municipio que antes se componía de Melgar de Yuso e Itero del Castillo fue vendido al Duque de Lerma.

Lo que es un orgullo para todo melgarense es el reconocido Canal de Castilla. Su construcción data del siglo XVIII. Fue una de las primeras grandes obras hidráulicas de la España del momento. Su función principal no era otra que para la navegación y el transporte de mercancías entre Castilla y el Cantábrico debido a los malos caminos y a la lentitud de las pocas opciones de transporte del momento. Pocos años más tarde, con Carlos III, debido al gran uso que se le dio al canal y a la instalación de fábricas de ganado como de harina o granos y con la venta de otros artículos diversos del mercado semanal o de diferentes ferias, se consiguió una gran recuperación económica.

Este municipio además cuenta con una serie de monumentos. Destaca, principalmente, la Iglesia parroquial de la Asunción de Melgar de Fernamental, de estilo gótico, renacentista y con decoración clasicista. Se caracteriza por su gran altura, longitud y anchura, de ahí que algunos hablen de ella como si de una catedral se tratase. Su construcción se llevó a cabo en las últimas décadas del siglo XV y en una buena parte del siglo XVI. Finalmente, en el siglo XVII finalizaría su construcción con el remate de la torre-campanario y con la puerta occidental. A lo largo de la villa, en la Plaza España, se encuentra el Ayuntamiento o tambien llamado Casa Consistorial. Un palacio que presenta un estilo plateresco que data de la primera mitad del siglo XVI. En su facha principal se encuentra un arco rebajado y un balcón central acompañado a ambos lados de columnas y de una serie de escudos como el de armas de la villa. A continuación, siguiendo nuestro camino, nos encontramos con el recinto de la plazoleta, donde se levantó la casa de los «Palazuelos-Emperador» en el siglo XVIII, de piedra de sillería. Fue reconvertida en un museo etnográfico bajo el nombre de «Pilar Ramos de Guerra» y en una oficina de turismo. A pocos metros, se encuentra la Casa del Cordón, cuyos orígenes se remontan a mediados del siglo XVI. Su finalidad es señalada por algunos como hospital de peregrinos, mientras que otros alegan que era la vivienda de señores. Actualmente, debido a una reforma realizada en su interior, se alberga en ella un salón-teatro.

Para poder seguir conociendo mas secretos de este pequeño municipio, la siguiente parada es en el mundo de la gastronomía. A lo largo de su historia debido al abundante esfuerzo físico que suponen las labores agrícolas, los platos han tendido a ser consistentes para sus degustadores. Los más característicos son el cocido de garbanzos, la morcilla, el tocino, la carne de oveja «machorra», costillas y los adobados de la matanza. Una variedad de opciones donde la carne no teme a hacer presencia en cada paladar.

Algo que caracteriza siempre a los pueblos son sus fiestas. Melgar cuenta con una gran cantidad y variedad de fechas donde sus habitantes pueden llegar a disfrutar de ellas sin tener tiempo para aburrirse. Destacan por un lado, la fiesta del Voto de la Villa cuya fecha es el 18 de Mayo. En ella, se recuerda el momento en el que en ese mismo día pero en 1882, varios pueblos de la zona como Padilla de Arriba, Valtierra de Río Pisuerga o San Llorente de la Vega, entre otros, pidieron en rogativa a la Virgen de Zorita, lluvias para sus campos tras una larga sequía. Cuentan que la Virgen les concedió sus deseos y desde ese momento cada 18 de mayo renuevan este voto. Un mes mas tarde, en junio, se celebra el conocido Corpus Christi. Esta festividad es la que mayor colorido le da a la Villa. Cuentan con una procesión que recorre las calles del municipio haciendo diversas paradas en los altares a los que se les acompaña una decoración de altares florales. Unas semanas más tarde, en pleno mes de agosto, llegan las fechas mas señaladas por todo melgarense, las fiestas mayores. Esta festividad tiene lugar los días 14,15,16 y 17. Se celebran en honor a Nuestra Señora de la Asunción y de San Roque. Entre los diferentes eventos que se realizan a lo largo de los días, destaca el desfile de las peñas y carrozas y el canto de la «Salve».

 

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria