Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

RIBERA

El Supremo eleva a 23 años la pena del asesino de Ana Isabel González

Revoca el fallo del TSJ de Andalucía, que redujo en ocho años la condena a Carlos Río Sánchez

LORETO VELÁZQUEZ LORETO VELÁZQUEZ
24/01/2018

 

12 meses después de que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía redujese ocho de los 25 años impuestos al asesino confeso de la arandina Ana Isabel González por entender que las 30 puñaladas que le asestó no implicaban ensañamiento, la familia de la víctima respira hoy un poco más tranquila. El Tribunal Supremo ha emitido ya sentencia y no cabe recurso alguno. Carlos Río Sánchez se enfrentará a una pena de prisión de 23 años, seis más que la última resolución del TSJ y dos menos que el inicial dictado por la Audiencia Provincial.

El tribunal desestima así el recurso presentado por el agresor en el que pedía una nueva reducción hasta llegar a los 11 años de prisión. De nada han servido sus intentos de convencer al tribunal de que cuando cometió el asesinato, en febrero de 2014, atravesaba un episodio ansioso-depresivo para el que fue medicado con Escitalopran y Diacepan, dos medicamentos que, según la defensa, anularon o disminuyeron «sus facultades de entendimiento». «En el presente caso la Sala no puede dar por probado que el acusado perdiera la cabeza por estar bajo los efectos de determinados medicamentos, extremo por otra parte negado por los informes de los médicos que le atendieron inmediatamente después de ocurrir los hechos», argumenta el auto.

Tampoco tiene en consideración el hecho de que el agresor intentase reparar el daño ofreciendo sus bienes a los familiares de la fallecida. El único punto que el tribunal acepta, y por el que le quita dos años a los 25 de la condena inicial, es por el hecho de que confesara, primero ante una sobrina y luego ante el médico que le atendió tras una ingesta masiva de pastillas. Sin embargo, aunque en dependencias policiales contribuyó con la investigación, en el encuentro inicial con la policía no lo puso fácil, ya que «tardaron 45 minutos en conseguir que confesara el crimen».

Pese a la tristeza lógica por su pérdida, la tranquilidad vuelve por fin a casa de Ana Isabel. «Estamos muy satisfechos con la sentencia», asegura su hermana, Marian González, ilusionada porque después de una batalla «tan dura» la sentencia puede crear jurisprudencia. «Según nos ha dicho nuestro abogado, esta sentencia es muy importante porque puede sentar precedente de cara a otros procesos en lo que se refiere al ensañamiento. Ojalá pueda ayudar a otras mujeres», afirma.

Y es que si hasta ahora para confirmar si hubo ensañamiento se imponía la necesidad de un ánimo frío con una acción deliberada e inhumana, el Tribunal Supremo sostiene que la «más moderna jurisprudencia no exige esa frialdad de ánimo». «Sabía que con esa forma de actuar necesariamente aumentaba el sufrimiento de la víctima». Además, «no es preciso, por lo tanto, que exista frialdad de ánimo ni tampoco que la acción vaya dirigida directa y exclusivamente a la causación de mayor dolor», señala mientras aporta un dato: solo tres de las 30 puñaladas que le asestó eran mortales. El hecho de que la víctima le pidiese «sin cesar» que parase es para el Supremo una prueba más de que su intención era prolongar el sufrimiento motivado por el odio.

El fin de la pesadilla

Termina para esta familia arandina una pesadilla. «Estábamos deseando que llegase esta sentencia», explica su hermana consciente de que si el tribunal hubiese estimado el recurso del condenado, «ahora mismo estaría en la calle». «Ahora lo que nos preocupa es no saber ni en qué prisión está, porque no tenemos derecho, ni cuándo o dónde tendrá permiso porque él sabe dónde vivimos», asegura.

La familia concluye la conversación con este periódico enviando un mensaje de agradecimiento a todas las personas que les han acompañado en este difícil trance, a todos los que junto a ellos salieron a la calle para exigir justicia y a los medios de comunicación, que les han apoyado siempre.

Según los hechos probados, Carlos Río y Ana Isabel González mantuvieron una relación sentimental durante siete años hasta que ella decidió terminar a finales de 2013. Desde entonces, mantenían una buena relación. De hecho, pocos días antes de la agresión, la víctima cuidó al homicida porque había sufrido un infarto. Sin embargo, el 5 de marzo de 2014, el asesino se personó en la vivienda de esta profesora de inglés que vivía desde hacía cuatro años en Torremolinos. Tras discutir con ella, sacó un arma que llevaba escondida y le asestó de manera sorpresiva una primera cuchillada en el cuello. Las 29 restantes las dirigió a la cabeza y el cuello pese a los ruegos de la víctima. Desgraciadamente, Ana Isabel no tuvo opción y murió con 47 años.

 

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria