Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

VALLE DE MENA

Valca: dos décadas de película... velada

En julio de 1993 echó el cierre una de las fábricas más emblemáticas de la provincia de Burgos, Valca, una factoría de capital vasco que llegó a emplear a más de 300 personas entre los años 50 y 90 del siglo pasado


07/05/2012

 

J. C. R. / Sopeñano de Mena

Sólo queda óxido en las viejas puertas de hierro. El río Cadagua aún guarda en la memoria el ir y venir de camiones por encima de su cauce. Vehículos que entraban y salían de la la fábrica de Valca, acrónimo de Valle del Cadagua, la vieja fábrica de productos fotográficos que echó el cierre en julio de 1993.

Hoy sus edificios son una ruina. La maleza se ha comido los viejos jardines y un halo de melancolía flota sobre el inmenso terrenos que ocupaba la factoría. Sólo el saltarín río Cadagua da una nota discordantemente alegre a un paisaje tan misterioso.

Los amantes de la fotografía, aquellos sobre todo que usaban el blanco y negro en los tiempos de ‘maricastaña’, no olvidan marcas de película como Negra, Agfa-Gevaert, Kodac o la tan propia de Burgos como era Valca.

Con el paso del tiempo, quizá, y con la llegada de la tecnología digital, esta fábrica habría terminado por cerrar.  Pero nadie lo sabe. El caso es que los primeros años de la década de los 90 del pasado siglo, la fotografía vivía momentos buenos en Europa y nadie pensaba el final de una fábrica con futuro.

Esta planta, enorme, estaba ubicada en el Valle de Mena; concretamente en Sopeñano; junto a Lezana y muy próxima a Siones, Vallejo o a la capital, Villasana. Se nutría de trabajadores de todo el Valle; incluso de la cercana Vizcaya.  Valca, llegó a emplear a 270 obreros. Pero un mes de julio de 1993, echó el cierre.

El cierre

Y no fue por falta de pedidos, sino por una nefasta gestión accionarial. De hecho, Valca suministraba película fotográfica a decenas de hospitales españoles y europeos para Rayos X y en 1991 la sociedad acaparaba el 17% del mercado nacional de material radiográfico y el 1% del mercado estadounidense que representaba el 60% del trabajo. Así, el 65% del total de la producción menesa se exportaba.

El 30 de junio de 1993, la Junta de Accionistas decidía la disolución de la compañía ante la imposibilidad de encontrar una entidad financiera que aceptara el aval subsidiario de 900 millones de pesetas que les concedió la Junta de Castilla y León para intentar solventar la situación.

En apenas unas semanas, 270 trabajadores tomaron el camino de casa derramando la última lágrima tras la barandilla del puente, junto a la puerta de la fábrica. Ya en enero de 1992 Valca presentó suspensión de pagos con un pasivo de 2.500 millones  de pesetas que se debía a más de 600 acreedores.

Y todo el mundo a la calle. Despidos, manifestaciones, protestas... De nada sirvió.

Los más viejos, y otros no tanto, del lugar recuerdan con cariño las fiestas de los trabajadores, sus excursiones, las entregas de premios a los 25 años de colaboración, las navidades que se celebraban con los hijos de los obreros... tantos recuerdos que se ha comido el óxido...

Los inicios

La historia de esta fábrica burgalesa hay que buscarla en el Bilbao y en empresarios del sector químico allá por 1940. El auge de la fotografía, las nuevas técnicas que la industria americana había introducido en el arte del retrato, lanzaron a cuatro emprendedores vizcaínos a montar la empresa.

Los años de la postguerra trajeron prosperidad a una comarca, la del Valle de Mena, que vivía aún de la ganadería y de la agricultura.

A Sopeñano de Mena, a siete kilómetros de la capital, Villasana, llegó el soplo de prosperirad que muchos obreros de la zona acogieron con júbilo porque era trabajo seguro para los vecinos.

Cuatro familias vascas, las  Oriol, Basterra, Delclaux y Torrontegui  montaron la fábrica de productos fotográficos y radiográficos Valca.

El proceso de producción de aquella época requería un río con unas aguas limpias cuya temperatura no variara un ápice durante el año. Y el Cadagua, que pasa casi como un torrente por Sopeñano, era el ideal. Lástima que hoy el río Cadagua sólo riegue los pastos del valle de los que se alimenta el poco ganado que queda en la comarca.

¿Y qué queda ahora de todo aquello? Sólo quedan  recuerdos de una época dorada para el pueblo y para la comarca. Porque Valca era algo más que una fábrica. Para muchos trabajadores era una familia.

 

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria