Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Villaveta busca apoyos para recuperar su «clásico» granero

El edificio de Los Tercios, con siglos de antigüedad y en estado de ruina, se reconvertirá en centro social y «punto de encuentro» de actividades culturales

DIEGO SANTAMARÍA DIEGO SANTAMARÍA
22/05/2016

 

BURGOS
«Ha nacido el niño y ahora hay que criarle». José Antonio Calleja, sacerdote y vecino de Villaveta, describe con esta inmejorable metáfora el estado y perspectivas del proyecto de rehabilitación del «clásico» edificio de Los Tercios, futuro centro social y «punto de encuentro» cultural de esta pequeña localidad. Todavía queda para que este almacén de grano en estado de ruina, cuyos orígenes -sin «fecha exacta»- bailan entre los siglos XV y XVI, renueve su aspecto sin renunciar a su identidad estética. Sin embargo, el primer paso de esta «nueva aventura» ya está dado. Así lo confirmaba ayer el padre de la ‘criatura’ durante la presentación de esta iniciativa ‘de todos y para todos’.

El inicio y ejecución de las obras dependerá de los fondos disponibles para acometer la actuación, que no se presupone barata, aunque por el momento se antoje complicado estimar el presupuesto. Tampoco los plazos, siempre en función «de lo que nos encontremos», subraya Tomás Francés, de Ajo Taller de Arquitectura, empresa redactora del plan de adecuación junto a José Luis García Grinda, restaurador especialista en el patrimonio popular burgalés. No obstante, apunta que la intervención podría durar un año, «quizá algo menos».

Había que actuar sí o sí. El paso del tiempo no perdona y la ruina total llamaba a las puertas de este emblemático inmueble inspirado en la «arquitectura popular tradicional de esta zona de Castilla». Y es que según apunta Francés, aparte del «mal estado general» de su estructura, la falta de mantenimiento sobre la cubierta aceleró «su proceso de degradación» hasta el punto de anegar el interior. Además, una parte del tejado se desplomó hace años «llevándose por delante los forjados de la planta superior», de ahí la necesidad de aplicar una «solución rápida de chapa» para frenar su total deterioro.

Aportaciones
Mucho ha llovido desde la construcción del granero, que presumiblemente servía para almacenar los tributos del pueblo a la Iglesia. «Probablemente», apunta Calleja, la desamortización de Mendizábal provocó su trasvase a manos privadas. Y así, generación tras generación, un buen día el sacerdote se topó con la «gratísima sorpresa» de que él era uno de los propietarios por herencia paterna.

Como ya hizo en su momento con la iglesia de la Inmaculada Concepción -ver despiece-, se marcó la meta de «salvar el edificio» para ponerlo al servicio de sus vecinos. Pero claro, había que llegar a un acuerdo con los otros dueños. Entre otras cosas porque «una de las partes está muy deteriorada y lógicamente no se podía arreglar una sin la otra», amén de la «puerta común con arco ovalado y escudos».

Dicho y hecho, los propietarios se pusieron de acuerdo y cristalizaron sus intenciones a través de la Fundación Los Tercios, impulsada para dicho fin y recientemente adscrita al Grupo de Acción Local (GAL) Adeco Camino. De esta forma, sus integrantes pueden acceder a diferentes líneas de ayudas convocadas por entidades que «colaboran en la conservación del patrimonio». Por ejemplo, los fondos Leader del GAL al que pertenecen o las subvenciones de la Fundación Gutiérrez Manrique.

Al margen de estas vías de financiación, Los Tercios aportarán capital propio para sufragar el proyecto mientras esperan la colaboración ciudadana en forma de donativos. Calleja sabe de sobra que «la crisis nos muerde a todos», pero aún así espera que el centro abra sus puertas «lo antes posible».

Por su parte, Francés destaca que la puesta en marcha de esta dotación promoverá la «dinamización cultural del pueblo» al «potenciar los valores que reúne». El edificio, que acogerá charlas, talleres y actividades de diversa índole, se dividirá contará con una biblioteca y varias salas distribuidas en «un espacio más diáfano para optimizar los recursos».

 

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria