Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Rico prohíbe a todos los ediles presentar mociones sin la autorización del portavoz

Suspende de forma cautelar de sus responsabilidades internas a los concejales díscolos: Ildefonso Sanz, Teodoro Martín y Francisco Martín Hontoria


04/05/2010

 

LORETO VELÁZQUEZ / Aranda

De la teoría a la práctica y de las advertencias a los hechos. La dirección provincial del Partido Popular está decidida a acabar con la crisis interna del PP en Aranda y a través de un escrito firmado por el secretario provincial, Javier Lacalle y el vicesecretario de Organización, Ignacio González Torres muestra su respaldo al actual portavoz Ángel Guerra al que concede la autoridad para fijar la posición unánime del grupo, «sin perjuicio del conveniente y necesario debate y deliberación interna de los asuntos municipales». Como contrapunto, la dirección provincial carga contra los actuales concejales Teodoro Martín, Alfonso Sanz y Francisco Martín Hontoria a los que suspende de forma cautelar de las responsabilidades internas.

Así mismo desautoriza a todos los integrantes del grupo municipal a presentar ante órganos municipales, recursos, mociones, proposiciones, preguntas o cualquier otra iniciativa que no haya sido autorizada previamente por dicho portavoz. «La presencia y participación de los concejales del grupo ante la opinión pública en representación del mismo requerirá la coordinación y consiguiente aprobación del portavoz, en función de los asuntos a debatir o a comunicar, tal y como establecen los estatutos del partido», explican.

Con el objeto de lograr una mayor armonía, el decálogo propone reuniones periódicas de todo el grupo de concejales que se celebrarán antes de los plenos o «de cualquier otro órgano del Ayuntamiento en el que por los asuntos a tratar tenga relevancia la fijación de posición del grupo». En cualquier caso, advierten, la fijación de la posición del grupo será responsabilidad del portavoz del mismo.

Respecto al contenido de las reuniones, subrayan, deberá prevalecer la discreción, «estando sujeto a responsabilidad quien vulnere dicho principio de confianza, salvo que por razones de estrategia política proceda a criterio del portavoz la comparecencia pública».

Desde la dirección toman esta medida tras haberse reunido con diversos representantes del grupo municipal de Aranda, en una iniciativa con la que buscan terminar con la imagen de división que el grupo municipal estaba ofreciendo desde hace meses. Así, se observó en el Pleno de diciembre de 2008 cuando los tres concejales díscolos se negaron a votar la aprobación del Plan General de Ordenación Urbana por no contar con los informes favorables o en el Pleno del pasado mes de marzo cuando Alfonso Sanz presentó una moción –que luego retiró-, para que se ejecutase el acuerdo que la Junta de Gobierno aprobó en 2008 para el inicio del procedimiento sancionador y la inacción del procedimiento de caducidad de la licencia de obras en el expediente de Toros Ricor.

La moción coincidía en el tiempo con el intento fallido de su compañero Teodoro Martín de crear una auditoría externa para los temas de la plaza en unas semanas en las que la Plataforma ciudadana acusaba a Ángel Guerra de ser el principal ejecutor del desaguisado del coso taurino.

Por todo ello, el decálogo de buenas prácticas no sorprende ya que, tal y como anunció el pasado 23 de marzo el presidente César Rico, la dirección iba a actuar con firmeza. «Aquí no hay personalismos. Esto es un partido político y no pueden olvidar que hubo un congreso con unos resultados que tienen que aceptar. Hay una disciplina», advertía entonces Rico.

Si para uno de los afectados, Alfonso Sanz el comunicado de la dirección provincial supone un "rapapolvo para el portavoz" porque "no ha sabido poner orden"; para Ángel Guerra lo que la dirección ha hecho en el escrito no es otra cosa que autorizar al portavoz para organizar al grupo municipal. "Naturalmente que se va a poner orden", advierte Guerra quien recuerda a Sanz que la carta le prohíbe hacer declaraciones. "Las ha hecho, cada uno que saque sus conclusiones", subraya.

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Diario de Soria