El Correo de Burgos

El CENIEH contará con un laboratorio de paleoproteómica

El Ministerio de Ciencia e Innovación invertirá un millón de euros para acondicionar una sala del centro. La paleoproteómica se centra en el estudio de las proteínas antiguas

Trabajo con nitrógeno en uno de los laboratorios del Cenieh.

Trabajo con nitrógeno en uno de los laboratorios del Cenieh.©Tomas Alonso

Publicado por
Redacción
Burgos

Creado:

Actualizado:

El Boletín Oficial del Estado recoge en su edición de hoy la licitación, por parte del Ministerio de Ciencia e Innovación, de las obras de acondicionamiento de una sala situada en la planta cuarta del bloque central del edificio del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (CENIEH), en burgos, para convertirla en laboratorio de paleoproteómica. El valor estimado de la inversión asciende a 934.983 euros.

El plazo para la recepción de ofertas o solicitudes de participación expira a las 14.00 horas del 25 de agosto, mientras que el plazo de presentación de proposiciones no será inferior a quince días, contados a partir de hoy martes.

¿Qué es?

La paleoproteómica es una línea de investigación que se centra en el estudio de las proteínas antiguas. Las proteínas son más estables que el ADN y pueden llegar a conservar toda su información a lo largo de millones de años en diferentes tejidos biomineralizados como huesos, dientes o incluso cáscara de huevo.

Según reseñan desde el Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana , la información que aportan las proteínas enriquece nuestro conocimiento de los restos fósiles. Hasta la fecha, las proteínas más antiguas se han datado en 3, 8 millones de años (Ma), y se han obtenido en cáscara de huevo de avestruz del yacimiento de Laetoli, Tanzania. De esta manera, la paleoproteómica analiza diferencias entre secuencias aminoacídicas de proteínas que desempeñan funciones similares. A través de diferentes técnicas moleculares, podemos obtener información diversa y conocer la historia evolutiva de fósiles cuya antigüedad no permite la conservación del ADN.

Así las cosas, esta novedosa disciplina supone una herramienta que contribuye a reconstruir, por ejemplo, las relaciones evolutivas entre especies actuales y extintas de los homininos, estimar el tiempo de la divergencia entre diferentes taxones, así como revisar la filogenia de nuestro grupo evolutivo.

tracking