El Correo de Burgos

Para la nueva ley de Memoria Democrática de 2022 el "objetivo fundamental" son las víctimas

El secretario de Estado de Memoria Democrática se compromete a apoyar las cátedras de Memoria Histórica, “especialmente donde las fuerzas más reaccionarias quieren borrarla e invisibilizarla”

Conferencia 'Valor e importancia de la Memoria Democrática'

Conferencia 'Valor e importancia de la Memoria Democrática'Ricardo Ordóñez / ical

Publicado por
Redacción
Burgos

Creado:

Actualizado:

El secretario de Estado de Memoria Democrática, Fernando Martínez López, defendió hoy en Burgos la necesidad e importancia de la nueva ley de Memoria Democrática aprobada en 2022, cuyo “objetivo fundamental son las víctimas”. 

Así lo indicó durante la conferencia ‘Valor e Importancia de la Memoria Democrática’ que ofreció en la Universidad de Burgos (UBU). Esta actividad estuvo organizada por la Cátedra de Memoria Histórica y Democrática ‘Eduardo de Ontañón’.

El director de la Cátedra de Memoria Histórica y Democrática ‘Eduardo de Ontañón’ y profesor de la UBU, Ignacio Fernández de Mata fue el encargado de abrir la conferencia, durante la cual lamentó la retirada de ayudas por parte del Ayuntamiento burgalés a esta Cátedra.

Ante estas palabras, el Martínez López manifestó el compromiso del Ministerio de la Presidencia de apoyar esta y otras Cátedras de Memoria Histórica y Democrática, “sobre todo en lugares donde las fuerzas más reaccionarias quieren borrar e invisibilizarla”. Así lo indicó al inicio de su intervención, durante la cual recordó la importancia de la Ley de Memoria Democrática actual y los motivos que llevaron a renovar la del año 2007.

“Ha habido un tratamiento asimétrico con respecto a las víctimas de la guerra y la dictadura”, dijo Martínez López, que explicó que hay “distintas etapas” a lo largo de la Democracia en relación con la política de Memoria Histórica.

 En una primera etapa, en la Transición, hubo “políticas espontáneas impulsadas fundamentalmente por los sindicatos y partidos de izquierdas”. Destacó también durante esta época las reparaciones de carácter económico que también se empezaron a llevar a cabo, e indicó que a día de hoy esa reparación asciende a 611.800 beneficiarios de familias republicanas de familiares fallecidos.

Esta primera etapa se paraliza con el intento de golpe de Estado de Antonio Tejero en 1981, tal y como explica Martínez López, que da inicio a una etapa conocida como “revisionismo histórico”.

“En este contexto habrá una reacción: la generación de los nitos”, afirma el secretario de Estado, que explica que los nietos de los fallecidos buscan saber “qué les pasó a sus abuelos”. “Esta generación empieza a tener éxito porque empiezan a aparecer como setas por toda la geografía española las asociaciones de Memoria Histórica, que tienen éxito mediático y desde el punto de vista institucional”, añadió, según recoge Ical.

Avanza así hasta el año 2007, con la Ley de Memoria Histórica que impulsó el expresidente Rodríguez Zapatero, donde “condena el régimen franquista, repara y reconoce a las víctimas de los vencidos y se apoyan iniciativas de las asociaciones de la Memoria para exhumar los cadáveres”. Un proceso que Martínez López indica que se “trunca” con la subida al poder del PP y la llegada del expresidente Mariano Rajoy.

En este punto, pone en valor algunos de los motivos que han llevado a la creación de una nueva Ley de Memoria Democrática, y explica el interés de Naciones Unidas por las políticas de “justicia y reparación- “La ley del año 2007 tenía algún déficit que había que cubrir, porque habría que homologarla a los grandes paradigmas del derecho constitucional”, añade, y recuerda que el gobierno de Pedro Sánchez se plantea “hacer de la Memoria Histórica una cuestión de Estado” cuando llega al Gobierno.

“Es una ley que tiene como objetivo fundamental a las víctimas. Está anclada en los derechos humanos, los criterios de humanidad y trata de resolver los grandes problemas que no se habían resuelto con anterioridad”, defiende, a la vez que resume algunos de sus puntos más importantes, entre ellos el “repudio y condena” al régimen franquista o la constitución de un censo oficial de víctimas que supone la “mejor manera de visibilizarlas”-

La conferencia reunió a un amplio público en el Salón de Actos de la Facultad de Humanidades y Comunicación de la UBU, entre ellos el secretario general del PSOE de Castilla y León, Luis Tudanca.

Fernando Martínez López es licenciado y doctor en Filosofía y Letras por la Universidad de Granada y catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad de Almería. Historiador, especialista en republicanismo español, los movimientos sociales de la época contemporánea, especialmente la historia del socialismo español y Nicolás Salmerón y Alonso. Responsable del Grupo de Investigación Sur-Clio de la Universidad de Almería. Profesor invitado en l'École des Hautes Études en Sciences Sociales de París. Especialista en Memoria Histórica, ha sido director general para la Memoria Histórica entre julio de 2018 y marzo de 2019.

Coordinó el Mapa de Fosas de Andalucía y fue coordinador e investigador principal de los proyectos de investigación de las universidades andaluzas relativos a las Actuaciones de los Tribunales de Responsabilidades Políticas en Andalucía (1936-1945), ‘La represión franquista de la masonería andaluza’ y ‘El exilio republicano andaluz de 1939’.

tracking