El Correo de Burgos

La Virgen Blanca de Burgos procesionará el 26 de mayo en romería y se repartirán 6.000 raciones de paella

AYTO BURGOS

La directora de Alcampo y la concejala de Festejos.

Publicado por
AGENCIAS
Burgos

Creado:

Actualizado:

La romería de la Virgen Blanca se celebrará el próximo 26 de mayo y será la antesala al Curpillos y a las tradicionales fiestas de Burgos con una cita que comenzará a las 11:45 en la iglesia de San Pedro de la Fuente para dar comienzo a una procesión que llegará hasta la subida al castillo y donde se repartirán seis mil raciones de paella.

La imagen sedante de la Virgen Blanca será portada hasta la campa del castillo, "fundamentalmente" por los miembros de San Pedro de la Fuente, de la Peña San Pedro de la Fuente y de la Alegría, así como por la Junta Directiva, en el último tramo, de la Federación y la Hermandad de Peñas, como así lo ha explicado la concejala de festejos, Carolina Álvarez.

Este año, como novedad, la Asociación de Campaneros de Burgos realizará "un volteo y repique de campanas" en un campanario móvil durante todo el recorrido de la procesión, ha indicado Álvarez, quien ha recordado la leyenda que cuenta como se encontró escondida en una cueva una imagen de la Virgen Blanca.

Así, ha rememorado como el conde Diego Rodríguez Porcelos, en el año 884, decide instalarse en un nuevo lugar y ordena levantar una fortaleza, y cuenta la leyenda, que a su hija Suabela, cuando paseaba por los alrededores del castillo se le apareció la Virgen, diciéndole que en una cueva cercana se encontraba una imagen suya que había sido ocultada por los cristianos para no ser profanada por los invasores árabes.

La romería comenzará desde la iglesia de San Pedro de la Fuente, tras subir por la ladera del castillo hasta el parque donde habrá una misa de campaña en honor a la Virgen Blanca. Será en el mismo lugar en el que según la tradición estaba ubicada la iglesia románica en honor a esta Virgen, que desde 1831 se custodia en la parroquia de San Pedro de la Fuente.

Un año más Alcampo suministrará los ingredientes necesarios para llevar a cabo la paella en la que se esperan repartir más de 6.000 raciones.

Para ello, treinta trabajadores voluntarios de Alcampo junto a otros voluntarios pertenecientes a las asociaciones y peñas de la ciudad repartirán los 400 kilos de arroz, 100 kilos de pollo, 100 kilos de cerdo y 300 kilos de marisco que desde 1998 Alcampo cede de manera gratuita para esta tradicional fiesta.

La directora de Alcampo Burgos, Carmen Odilón, ha hecho un llamamiento y ha invitado a todos los burgaleses a que un año más se animen a participar "en esta fiesta" al tiempo que ha agradecido al Ayuntamiento de Burgos que haya contado con Alcampo " para poder contribuir a la grandeza de esta fiesta".

tracking