El Correo de Burgos

Detienen a un menor por hurtar un coche en Burgos y estamparlo contra otro tras conducir como un loco

Por descuido el coche quedó abierto y habilitado para ser usado, ya que se trataba de un vehículo de última generación gestionado a través de una App móvil

POLICÍA NACIONAL

POLICÍA NACIONAL

Burgos

Creado:

Actualizado:

Un menor, del que no ha trascendido su edad, fue detenido en Burgos después de que lograse hacerse con un coche de alquiler compartido, conducir de forma temeria por Burgos y estamparse con otro vehículo aparcado en la avenida Reyes Católicos.

La Policía Nacional lo detuvo como el presunto autor de los delitos de robo/hurto uso de vehículo a motor, así como otros delitos contra la seguridad vial, daños y hurto, cometidos a mediados del mes de abril.

El coche que se llevó de paseo este joven delincuente era un vehículo de alquiler cuyo usuario lo había estacionado en la Avenida Constitución Española durante un breve espacio de tiempo mientras realizaba gestiones de su trabajo. 

Por descuido, el coche quedó abierto y habilitado para ser usado, ya que se trataba de un vehículo de última generación gestionado a través de una App móvil. 

El menor aprovechó esa circunstancia para hurtar el coche y desplazarse por la ciudad. Finalmente, en la Avenida Reyes Católicos colisionó, sin que se produjeran daños personales, con otro turismo que estaba aparcado, tras lo cual salió huyendo a pie del lugar, dejando el coche que conducía obstaculizando la circulación. 

Los datos y características físicas sobre el joven que conducía el vehículo, aportadas por testigos en el lugar de la colisión, sirvieron a los investigadores para  identificar y detener al menor. 

Una vez concluidas las diligencias policiales, se da cuenta de todo lo actuado a la Fiscalía de Menores, quién acuerda la puesta en libertad, quedando bajo la custodia de sus progenitores.

Conducción temeraria

Los agentes llevaron a cabo una minuciosa labor que permitió trazar el recorrido de las calles por las que el menor se desplazó con el vehículo. De esta manera se pudo constatar que en varios puntos del trayecto llevó a cabo una conducción temeraria obligando a otros conductores a maniobrar para evitar una colisión. 

El vehículo robado presentaba daños importantes en la carrocería, neumático y retrovisor tras sufrir el accidente.

A mayores, el empleado de la empresa que tenía alquilado el vehículo sustraído detalló en su denuncia que en su interior había dejado un maletín con un ordenador, documentación y otros elementos de trabajo, que también fueron sustraídos y no se recuperaron tras el hallazgo del coche. 

tracking