El Correo de Burgos

Ciclismo

La Vuelta a Burgos confirma su primera etapa a la espera del permiso de Sanidad

La Catedral de Burgos se convertirá en el epicentro del ciclismo mundial acogiendo la salida de la primera etapa de la XLII Vuelta a Burgos

Imagen de la Vuelta a Burgos 2019. Santi Otero

Imagen de la Vuelta a Burgos 2019. Santi Otero

Publicado por
Burgos

Creado:

Actualizado:

La Vuelta a Burgos anunció hoy su primera etapa a la espera del permiso definitivo por parte de las autoridades competentes para su celebración, prevista del 28 de julio al 1 de agosto, debido al COVID-19. Así, según fuentes de la organización, la Catedral de Burgos se convertirá en el epicentro del ciclismo mundial acogiendo la primera etapa de la 42ª Vuelta a Burgos que se disputará, sobre cinto etapas en línea, bajo la organización del Instituto provincial para el Deporte y la Juventud (IDJ) de la Diputación de Burgos, siempre y cuando se cuente con el permiso preceptivo y atendiendo siempre las pautas de contingencias COVID-19 marcadas por las autoridades competentes.

El diseño de esta primera etapa, en la que se ha buscado el espectáculo con un final muy nervioso, contempla un primer paso por el Alto del Castillo (3ª Categoría) a falta de 14 kilómetros para el final, antes de afrontar la segunda y definitiva ascensión que llevará a los corredores hasta la línea de meta, donde también se puntuará como un puerto de Tercera Categoría.

Se trata de una etapa sencilla y sin grandes dificultades para los corredores en la que en el kilómetro 75 también se contempla la ascensión al Altotero (1ª Categoría), ubicado en las proximidades de la localidad de Poza de la Sal, cuna del divulgador y naturalista universal Félix Rodríguez de la Fuente.

Con este recorrido, especialmente en sus últimos kilómetros y sobre un trazado urbano por las calles de la capital burgalesa, la organización de la carrera ofrece al aficionado la oportunidad de ver en dos ocasiones a todo el pelotón por las sinuosas calles que configuran la ladera del Castillo, en Burgos capital, por las que se asciende a la línea de meta.

Con este recorrido, especialmente en sus últimos kilómetros y sobre un trazado urbano por las calles de la capital burgalesa, la organización de la carrera ofrece al aficionado la oportunidad de ver en dos ocasiones a todo el pelotón

Uno de los puntos más calientes de la jornada estará en el último kilómetro, donde los favoritos al triunfo de etapa deberán entrar bien colocados en la subida de San Miguel; una cuesta con desniveles importantes (170 metros al 10,6 por ciento) a la que se accede tras un giro a derecha de noventa grados, justo al final de una larga recta como es la calle San Francisco, en la que el pelotón rodará muy rápido.

tracking