El Correo de Burgos

El Tizona se enfrenta a un reto

Guipúzcoa visita El Plantío para complicar la consecución de la victoria número 14 del Tizona. Ocampo avisa de la dificultad del rival, pero anticipa que el equipo saldrá «a ganar». Toda la plantilla al 100%

La plantilla del Tizona, durante una de las sesiones de preparación del partido de este viernes ante el Guipúzcoa.

La plantilla del Tizona, durante una de las sesiones de preparación del partido de este viernes ante el Guipúzcoa.CB TIZONA

Publicado por
Redacción
Burgos

Creado:

Actualizado:

El partido contra Guuk Guipúzcoa en San Sebastián en la primera vuelta deparó en la primera derrota del CB Tizona en su regreso a la LEB Oro. Un ajustado 76-74 que supuso una pequeña mancha en el excelente inicio liguero de los de Diego Ocampo que el equipo puede lavar este viernes en la revancha que se jugará en El Plantío.

Las circunstancias son muy distintas para ambos equipos, aunque comparten el hecho de que se encuentran entre los cinco mejores de la liga y su recorrido hasta llegar a esta jornada ha sido casi impecable. Sin embargo cuando ambos se enfrentaron en la segunda jornada de Liga lso dos proyectos estaban el rodaje. 

Hoy, Guipúzcoa antecede al Tizona como cuarto y quinto clasificado y empiezan a apuntar más alto. Para el Tizona está en juego la importantísima victoria número catorce, que es el listón que marcó a principio de temporada Diego Ocampo para dar por asegurada la permanencia. A partir de ahí, se podría empezat a soñar con otras metas.

Pero eso sería después de ganar el equipo de Mikel Odriozola que «han ganado fuera partidos con mucha solvencia en pistas muy difíciles y después en casa, finales igualados, han ganado muchos.», recuerda Diego Ocampo quien elogía el juego del conjunto vasco y la unidad que han creado. 

«Un equipo tan sostenible y de tanto éxito» que supone «un reto» para el Tizona esta tarde (21:00h) en El Plantío. Aunque, de hecho, Ocampo asegura que el Tizona va a salir «a ganar». Para ello la receta del técnico azulón para por jugar «intensidad e inteligencia» para presionar cuando sea necesario y mantener el ritmo defensivo y el control de rebote ofensivo y también bajo canasta propia.

La plantilla del Tizona, durante una de las sesiones de preparación del partido de este viernes ante el Guipúzcoa.

La plantilla del Tizona, durante una de las sesiones de preparación del partido de este viernes ante el Guipúzcoa.CB TIZONA

Ser capaces de desplegar un juego proactivo teniendo en cuenta todos estos factores que reclama Ocampo «nos va a dar opciones de ser muy competitivos». El partido va a ser vibrante y requierirá de un esfuerzo físico y de concentración notable por parte de los pupilos del entrenador orensano que ya anticipa que tendrán que «jugar minuto a minuto a tope» y que las rotaciones serán constantes para que «entre un jugador salga otro» con la misma mentalidad de «jugar en equipo».

Con todo, Ocampo anticipa que habrá que «mirar las opciones al final del partido» ante un rival especializado en dominar los finales ajustados y tener muy en cuenta que Odriozola cuenta en su banquillo con varios jugadores que son capaces tanto de finalizar jugadas como de generar opciones para otros. 

Entre ellos destaca el escolta estadounidense Alex Barcello, que es el mejor anotador de la LEB Oro, con 20,2 puntos por partido de promedio.

De cara al partido de esta noche, Ocampo podrá contar con toda la plantilla al cien por cien. Será la segunda convocatoria para el recién llegado, Mario Saint-Supéry, tras su excelente debut en la jornada pasada.

El entrenador pide tiempo para determinar si su papel será principalmente como base o escolta ante Guipúzcoa, aunque «creemos que nos puede ayudar en la posición de base y que eso le puede ayudar a él en el futuro en donde sea y como sea».

Resalta, a mayores, que está trabajando con el resto del grupo «muy centradito».

Guipúzcoa llega con cautela

Jugar contra el «equipo revelación» de la LEB Oro y en el fortín de El Plantío es también un reto para Guuk Guipúzcoa que no se engaña en cuanto a la condición de recién ascendido del equipo que entrena Diego Ocampo aunque en su caso Guuk Gipuzkoa Basket vengan de ganar seis de los últimos siete encuentros.

Por el contrario, el técnico del conjunto vasco, Mikel Odriozola, reconoció en la previa del encuento que a su juicio «es uno de los partidos más difíciles que nos quedan. Tenemos que ser muy conscientes de a dónde vamos y qué nos podemos esperar».

En el conjunto donostiarra son muy conscientes de que en El Plantío sólo han sido capaces de llevarse la victoria Leyma Coruña y Força Lleida y ambos tuvieron que esforzarse y jugar a un alto nivel para doblegar la energía y la mentalidad de juego colectivo intenso del Tizona.

Odriozola recordó que el equipo azulón suma «varios partidos por encima de los 100 puntos y eso es muy difícil de hacer. Están ahí porque se lo merecen, porque son el equipo que son. Están demostrando que van a estar arriba y que nos van a complicar la vida a todos», avisa. «Están ahí porque se lo merecen, porque son ese equipo que son, y ya creo que en la jornada 20 tenemos que dejar de pensar todos que estos ascendieron el año pasado», ponderó Odriozola, y se mostró convencido de que si Tizona tiene «alguna opción de meterse en Final Four e intentar ganarla, la van a intentar ganar».

Elogios al Tizona

El entrenador vasco resaltó que «la fortaleza de este equipo está en ese cuerpo colectivo» y la efectividad y regularidad de sus tiradores y en general un ataque «muy eficiente», además de que son capaces de imprimir «el ritmo más alto de la liga». «No hay mejor equipo en la liga a jugar a lo de Tizona que Tizona. Entonces, si queremos jugar a lo que juega Tizona, pues nos vamos a volver con una derrota», advirtió.

Tras repasar la calidad individual del cuadro azulón, Odriozola evitó desvelar la estrategia que desplegará en la cancha del municipal burgalés, probablemente para no dar más pistas a un Diego Ocampo cuyo trabajo en Burgos elogió. Por otro lado, el técnico vasco puso en duda la participación de Vujadinovic que está afectado por un proceso vírico, aunque no lo descartó.

tracking