El Correo de Burgos

El mercado de vehículos de ocasión resiste

Aunque las ventas acumuladas en 2023 crecen un 1,4% respecto al mismo periodo del año pasado, frente del desplome de los turismos nuevos, no se recuperan las cifras previas a la pandemia

Clientes en un concesionario de venta de vehículos de ocasión

Clientes en una feria de venta de vehículos de ocasión.ECB

Publicado por
Redacción
Burgos

Creado:

Actualizado:

El mercado de vehículos de ocasión resiste en Burgos. Sostiene sus ventas contra viento y marea, en plena crisis generalizada, ayudado por los disparados precios de los coches nuevos y la incertidumbre económica. La tendencia, percibida a lo largo de todo el año, se consolida al borde del cierre de un ejercicio en el que si bien el dato acumulado de venta de turismos de segunda mano registra incluso un leve aumento en la provincia, del 1,4%, respecto al año anterior, dista aún de la cifra previa a la pandemia.

En concreto, según la estadística difundida por Faconauto, la patronal que integra las asociaciones de concesionarios oficiales de las marcas de turismos, vehículos industriales y maquinaria agrícola, y Ganvam, representante de los distribuidores oficiales e independientes, en Burgos se vendían en noviembre 1.032 coches de segunda mano, lo que elevaba el total acumulado en lo que va de año a 11.863. La cifra mensual sí que ha registrado un descenso en comparación con la de noviembre de 2022, cuando se sellaron 1.196 transacciones, y con la del mismo mes de 2021, ejercicio en el que este periodo se alcanzaron 1.332 ventas. 

Distinta es la tendencia anual, pues el descenso de la actividad en comparación con 2021 es muy inferior -del 8,5% frente a una caída superior al 22% del dato mensual- y repunta claramente el número de vehículos adquiridos en el mercado de ocasión respecto al año pasado, al pasar de 11.703 a 11.863, cifra que supone un 0,7% del mercado nacional. Lógicamente Madrid y Barcelona lideran la clasificación por ventas, con 262.933 acumuladas la primera -un 15% del total- y 163.431 la segunda -casi un 9,5%- y sendos incrementos anuales más pronunciados, del 8,3% y 6,6%.

En la comunidad, en términos absolutos, León, Valladolid y Salamanca superan el número de turismos de segunda mano vendidos en Burgos. En concreto, en las citadas provincias se han adquirido en lo que va de año 16.644, 16.558 y 11.939, respectivamente. No obstante, en los tres casos el aumento respecto al 2022 es muy inferior o inexistente, como en el dato salmantino.

Lo cierto es que superado el primer semestre de 2023 la tendencia era patente. Ya entonces el máximo representante del sector en la provincia, Carlos Arce, constataba sobre el terreno la realidad que dibujan las estadísticas: un mayor movimiento en el mercado de ocasión. Y es que «es lo que el cliente cabal busca» dada «la incertidumbre», tanto económica como «en relación al futuro de la movilidad», el elevado precio de los coches nuevos y «los disparados tipos de interés de los créditos al consumo». 

No se trata sin embargo de una situación aislada, pues idéntica evolución registran los datos regionales y nacionales. En los primeros el alza anual es muy inferior, de apenas un 0,2%, pero la hay, mientras que la del conjunto del país supera a la de Burgos y alcanza un crecimiento del 3%.

Por otra parte, el VII Observatorio del Vehículo de Ocasión, también elaborado por Faconauto, augura que este mercado, en términos generales, no recuperará las cifras previas a la pandemia hasta 2025. Tal estudio profundiza además en la antigüedad de los turismos transferidos en el conjunto de la región, cuya edad media es de 16,4 años, por encima del dato nacional que cae hasta los 13,1. Ambos casos confirman la "tendencia negativa arrastrada desde 2020, cuando tal indicador se situaba en 11,7 años", advierten desde la agrupación nacional de concesionarios.

Así, solo uno de cada cuatro vehículos de segunda mano vendidos en 2023 tenía entre cero y cinco años, concentrándose cada vez más el mercado en modelos de más de 15 años, que en todo el país acumulan un incremento del 7%. 

A juicio de los representantes del sector, en consonancia además con lo advertido por la patronal local, esta realidad pone de manifiesto "las dificultades que tiene el ciudadano medio para acceder a soluciones de movilidad sostenible y bajas emisiones". Abogan al respecto por un "plan de incentivos que apoye los vehículos de hasta cinco años, de tal forma que hasta las rentas más sensibles puedan cambiar su antiguo coche por uno más eficiente".

Por tipo de combustible, el diésel manda en el mercado de segunda mano, algo inevitable «fundamentalmente porque hay muchos más», según aclara Arce. En el conjunto del país el 55,5% de los turismos de ocasión adquiridos entre enero y noviembre eran diésel y un 37,2% tenían motor de gasolina.

tracking