El Correo de Burgos

El avance de la demolición de la manzana de Zatorre obliga a cortar la calle

Las máquinas están desmantelando la fachada de la calle Zatorre 

Un numeroso grupo de vecinos seguía el derribo desde la acera de enfrente.

Un numeroso grupo de vecinos seguía el derribo desde la acera de enfrente.J. G. L.

Publicado por
Redacción
Burgos

Creado:

Actualizado:

El avance de la demolición de la manzana de Zatorre obliga esta mañana al corte de tráfico en la calle para seguridad de los vehículos y los peatones.

Dos grandes máquinas se están encargando del desmantelamiento de la manzana y trabajan este lunes en la fachada de la calle Zatorre.

Mientras una de las máquinas va desmontando la fachada con dos potentes mordazas, la otra retira y amontonan el escombro. Posteriormente los camiones retirarán los cascotes.

Los operarios de la empresa encargada de la demolición, Herrero Temiño, han cortado la calle Zatorre desde su confluencia con Santa Clara hasta el cruce con la calle Casillas y el tráfico se ha desviado por el bulevar.

Mientras las máquinas avanzan con el derribo, un numeroso grupo de vecinos contemplan cómo va desapareciendo en cuestión de horas un enorme edificio que ha sido un emblema para el barrio desde hace 70 años.

Demolición 

El inmueble ocupa una manzana completa entre las calles Andrés Martínez Zatorre, Padre Salaverri, San José y Molinillo y pertenece a la Constructora Benéfica del Círculo ha comenzado. El perímetro edificio está vallado desde principios de mes para proteger a los viandantes de esta céntrica zona por parte de la empresa Construcciones Herrero Temiño que durante varias semanas ha trabajado el interior del inmueble realizando trabajos previos a la demolición.

El edificio que está siendo derribado tiene tres alturas en sus dos laterales en las calles Zatorre y San José y cuatro en Molinillo y Padre Salaverri. Sus viviendas estaban dedicadas al alquiler social, que es la misma función que la Fundación Círculo a través de su constructora benéfica quiere otorgar a las 125 viviendas que saldrán tras levantar un nuevo edificio en el mismo solar.

Además, la entidad ya ha iniciado los trabajos para mejorar el aislamiento exterior de los bloques entre la calle San José y el colegio del Círculo y queda pendiente intervenir en que está entre Padre Salaverri, San José, Zatorre y Ramón y Cajal y en el que se ubica un supermercado

tracking