El Correo de Burgos

Asaja es optimista en que el año agrícola sea “mejor en producción” tras las últimas lluvias

Asaja Castilla y León reclama a las administraciones más ayudas para un sector ganadero en “situación muy precaria”. Fresno del Río Tirón acoge la XXII Fiesta del cordero y lechazo

Los responsables de Asaja en Castilla y León y en la provincia de Burgos, Donaciano Dujo y Esteban Martínez, respectivamente, participan en la XXII edición de la fiesta.reivindicativa del cordero y lechazo de Burgos

Los responsables de Asaja en Castilla y León y Burgos, Donaciano Dujo y Esteban Martínez, participan en la fiesta del cordero y lechazo de BurgosRicardo Ordóñez / ICAL

Publicado por
Redacción
Burgos

Creado:

Actualizado:

El presidente de Asaja Castilla y León, Donaciano Dujo afirmó en Fresno del Río Tirón que el año agrícola 2023-2024, sea “mejor en producción” que el anterior, al que calificó como “catastrófico”. Asimismo, aseguró que el sector es “optimista” con respecto a este nuevo año, tras las últimas lluvias, que han beneficiado a las cosechas.

 “Las labores agrícolas potencian que haya una buena otoñada para que el ganado pueda aprovechar la hierba que salga”, afirmó durante la celebración de la XXII Fiesta del cordero y lechazo, un encuentro popular en la provincia burgalesa que reivindica la importancia de este sector y pide más apoyo por parte de las administraciones.

“El lechazo es uno de los productos típicos de Castilla y León más ricos que hay”, defendió Dujo en declaraciones a Ical, a la vez que destacó la necesidad que tiene la Comunidad de “no perder” este producto que se elabora “a base de trabajo los 365 días del año”.

En esta línea, el presidente de Asaja en Burgos, Esteban Martínez, recordó que el 2023 ha sido un año “especialmente duro” para la agricultura, y esto ha repercutido en la ganadería.

Por ello, la fiesta que hoy reúne a decenas de personas en Fresno del Río Tirón, un pueblo muy unido a la ganadería, pretende poner en valor este sector. “Pedimos que se cuide este sector porque de lo contrario, está avocado a la desaparición, y llegará un momento que comer lechazo será un lujo”, afirmó Martínez. 

Los responsables de Asaja en Castilla y León y Burgos, Donaciano Dujo y Esteban Martínez, participan en la fiesta del cordero y lechazo de Burgos.

La XXII Fiesta del Lechazo, en la que participa prácticamente la totalidad del pueblo burgalés, cuenta con más de 250 kilos de lechazo. Ricardo Ordóñez / ICAL

En este punto, Donaciano Dujo criticó que, en muchas ocasiones, “no se reconozca el precio” de productos como el lechazo o la leche. “Aquí más que nunca tiene que entrar la Ley de la Cadena Agroalimentaria, para que ningún producto se venda por debajo de los costes de producción”, aseveró.

Asimismo, criticó las nuevas normas de la PAC que “prohíben la agricultura y la ganadería de manera profesional y libre”. “En vez de agricultores profesionales, somos agentes medioambientales con una gorra y un sueldo”, lamentó, a la vez que señaló que los agricultores y ganaderos quieren “producir alimentos de calidad para la sociedad”.

En su intervención ante los medios, el presidente autonómico de la organización lamentó que una de las amenazas para el sector es la fauna salvaje, y en especial el lobo. 

“Es una barbaridad que el Ministerio haya prohibido el control del lobo, potencie su existencia y le proteja mucho más que a la cabaña ganadera”, criticó. Explicó así que desde Asaja han instado a Europa a “cambiar el estatus del lobo, elaborar un censo de especie y de daños”, que permita “proteger al ganadero y controlar al lobo”.

Ayudas

Uno de los grandes reclamos de la OPA son las ayudas por parte de la administración, especialmente en un año que califican como “duro” para ambos sectores. “Asaja pidió en abril ayudas al Ministerio y la Consejería y ha estado muy lejos de conseguir ayudas directas y cuantiosas para un sector que este año las necesitaba de manera decidida”, afirmó Martínez. 

En referencia al Gobierno central, el presidente provincial aseguró que el Ministerio dio una “pequeña limosna” para los agricultores y otra para los ganaderos, que recibieron “la mitad” que en otras comunidades. “Estamos defraudados con las ayudas del Gobierno”, afirmó Martínez, que recordó que también se solicitó este apoyo a la Junta de Castilla y León, y aunque son “bienvenidas” las ayudas, son “insuficientes”.

Críticas a las que se unió Dujo al indicar que el Gobierno ha “descuidado” al sector ganadero y agrícola al ayudarlo “muy poco”, y añadió que la Junta “tampoco ha estado a la altura”.

Por ello, según avanzó Martínez, pedirán al Ministerio que “mantenga la flexibilización” de las medidas que se pusieron en marcha con motivo de la guerra de Ucrania, para que se “recorten” las condiciones que se impusieron con la entrada en vigor de la nueva PAC, para que los ganadores y agricultores tengan “un poco más de maniobra” a la hora de afrontar la nueva campaña que empieza. 

En este contexto, Dujo señaló que habrá actos de “mayor contundencia” a nivel regional y nacional para pedir al Gobierno un “plan de choque para salvar al campo en todo su conjunto”

Lechazo de Castilla y León

Por otro lado, Dujo recordó que las Navidades son el “momento cumbre” del consumo del lechazo, y desde su formación critican que exista importación de cordero francés “que se mata en en Castilla y León”. “Sale con el sello de nuestros mataderos y engañan al consumidor porque creen que son de aquí”, expuso.

Los responsables de Asaja en Castilla y León y Burgos, Donaciano Dujo y Esteban Martínez, participan en la fiesta del cordero y lechazo de Burgos

La XXII Fiesta del Lechazo, en la que participa prácticamente la totalidad del pueblo burgalés, cuenta con más de 250 kilos de lechazo. Ricardo Ordóñez / ICAL

No en vano, recordó que en la época navideña se matan “más de 300.000 lechazos”, y aproximadamente la mitad proviene de Francia.

Por ello, Asaja pide al consumidor que “vigile bien las etiquetas de los lechazos” y consuma aquellos que proceden de la Comunidad. Asimismo, reclaman a las administraciones que controlen estas prácticas que son “perjudiciales” para Castilla y León; y a los mataderos e industrias cárnicas que “no compren fuera” teniendo un producto cercano que es “mejor”.

La XXII Fiesta del Lechazo, en la que participa prácticamente la totalidad del pueblo burgalés, cuenta con más de 250 kilos de lechazo, que desde primera hora de la mañana sus vecinos guisaron, con el fin de ofrecer raciones de este producto típico a todos aquellos que se acercasen al pueblo. Un total de 26 cazuelas preparan este delicioso plato, que luego presentaron a concurso para que un jurado eligiese el guiso más delicioso.

tracking