El Correo de Burgos

Investigado por un adelantamiento temerario que colgó en redes

La maniobra ilegal la realizó en la carretera Logroño, cerca de la capital burgalesa

Secuencia del adelantamiento.

Secuencia del adelantamiento.GUARDIA CIVIL

Publicado por
Redacción
Burgos

Creado:

Actualizado:

La Guardia Civil investiga a un conductor que realizó un adelantamiento temerario en la carretera N-120 (Burgos-Logroño). La maniobra fue grabada por un segundo vehículo que le seguía y la secuencia subida posteriormente a redes sociales. La grabación fue ‘volcada’ en una plataforma para videos en formato corto para dispositivos móviles, en la que se observa una doble maniobra de adelantamiento antirreglamentaria por parte de un mismo turismo, encontrándose prohibida la referida acción por señales verticales y marcas viales sobre el pavimento.

A finales de septiembre un particular facilitó a la Guardia Civil de Tráfico unas imágenes en las que se veía un vehículo que circulaba de manera peligrosa y antirreglamentaria, conforme a los estipulado en al Reglamento General de Circulación.

En la secuencia se observaba una peligrosa y temeraria doble maniobra de adelantamiento, que la investigación sitúa en el kilómetro 107’100 de la carretera N-120 (Logroño-Vigo), próximo a la capital burgalesa.

Primero aceleró con fehaciente brusquedad, lo que provocó una importante cortina de humo que limitó la visibilidad, para a continuación circular sobre una zona cebreada -excluida a la circulación- para rebasar y adelantar a un primer vehículo que le precedía.

Seguidamente continuó acelerando, lo que provocó una segunda nube de humo; a la vez repetía la antirreglamentaria maniobra de adelantamiento a un segundo vehículo, para lo cual, en esta ocasión circuló y ocupó la totalidad del carril izquierdo reservado para la circulación en sentido contrario.

Con esta consecución de maniobras, hizo manifiesta omisión a las señales verticales que prohíben dicha maniobra y las marcas viales pintadas sobre el pavimento.

El propietario del automóvil infractor –conforme figura en las bases de la Dirección General de Tráfico- es un menor de edad, que deberá ahora identificar al conductor.

Un exhaustivo visionado y análisis de las imágenes -realizado por el Grupo de Investigación y Análisis de este Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Burgos- permitió identificar el vehículo, cuyo propietario ha resultado ser un menor de edad, vecino de Madrid capital. Las pesquisas practicadas han aclarado que, además, circuló cuando carecía del Seguro Obligatorio de Automóviles (S.O.A.) y con la Inspección Técnica de Vehículos (I.T.V.) caducada.

Por dichas conductas se han confeccionado los correspondientes boletines de denuncia, remitidos a la Jefatura Provincial de Tráfico de Burgos.

La maniobra más peligrosa que existe en la conducción es el adelantamiento; aunque la señalización horizontal y vertical permita realizarlo, para llevarlo a cabo correctamente y sin riesgo debe cerciorarse -antes de iniciarlo- de que no circulan vehículos en sentido contrario, que no hay otro vehículo que haya iniciado ya dicha maniobra y que existe espacio y visibilidad antes, durante y al finalizarlo, sin obligar a otros usuarios a maniobras evasivas o de frenado.

Estas conductas al volante negligentes y temerarias, con manifiesto desprecio y absoluta falta de percepción del riesgo ocasionado, además de constituir una infracción muy grave al vigente Reglamento de General de Circulación, pueden ser constitutivas de un delito contra la Seguridad Vial, ya que no sólo ponen en peligro nuestra integridad física, sino la propia vida y la del resto de usuarios de la vía.

Cabe destacar también la colaboración ciudadana, como lo ha sido también en esta ocasión, fundamental para la resolución de incidencias en el ámbito de la seguridad vial. 

La Guardia Civil, en su labor continuada de prevención de la seguridad vial, sigue recomendando que se cumpla la legislación vigente en aras a garantizar una mayor seguridad de los usuarios en las vías públicas.

tracking