El Correo de Burgos

ATA'24

Llega el momento más esperado en Atapuerca, el nivel de Antecessor

Un equipo de expertos dedicará unos 20 días a TD-6 que ya aflora en la mitad de Dolina. «Esperamos buenos resultados sobre este nivel». Trabajarán en una decena de lugares con posibilidad de encontrar restos de cinco especies de homínidos 

Zona donde el equipo empezará a excavar en extensión, la mitad del yacimiento, el nivel de Homo antecessor. SANTI OTERO

Publicado por
Burgos

Creado:

Actualizado:

En:

El equipo de logística de la Fundación Atapuerca, la antigua Brigada Caimán, empieza en estos días a poner a punto los yacimientos en los que el Equipo de Investigación de Atapuerca (EIA) espera encontrar restos de hasta cinco especies diferentes del árbol genealógico de los seres humanos. Desde hace más de 1,5 millones de años a la Edad del Bronce. En toda esta época hay presencia humana en la sierra de Atapuerca y desde hace ya más de 40 años se extrae en un proyecto científico único en envergadura, línea del tiempo y personal movilizado.

La campaña de excavaciones de Atapuerca en este 2024 tiene tres protagonistas principales. En el ámbito científico Homo antecessor es el protagonista indiscutible. «Tengo muchas esperanzas en que haya buenos resultados», explica emocionado el codirector José María Bermúdez de Castro. Hay que mirar a hace 2o años para recordar los últimos restos que se recuperaron de una especie descrita en esta sierra burgalesa hace 30 años. Cada año investigadores, científicos y periodistas hacían la pregunta de rigor. ¿Cuánto falta para TD-6? Este año se puede decir que ha llegado el momento.

«Estamos en la mitad del yacimiento, la otra parte está muy endurecida y se acometerá cuando el nuevo equipo directivo decida, pero en la parte que hemos bajado por fin llegamos», explica Bermúdez de Castro. Pero aunque la campaña arranca el día 17, en este rincón tan esperado no empezarán hasta julio. «Serán solo 20 días de excavación porque el equipo que tiene experiencia suficiente para abordar este espacio con todas las garantías no se pueden incorporar hasta julio», lamentaba el codirector. Un equipo que ya ha estudiado Homo antecessor y que sabe cuáles son las claves con las que completar lo que falta para asentar esta especie.

20 días que se espera den mucho de sí. En el sondeo de los 90 y en la otra incursión al nivel en 2004 y 2005 se rescataron un total de 170 restos que se corresponden con 11 individuos canibalizados (tienen restos de las mordeduras en los huesos que se llaman marcas de corte). La mayoría son individuos inmaduros pero hay una colección importante de la que se han podido extraer proteínas que sitúan a la especie como antepasado común entre neandertales, sapiens y denisovanos. El año pasado se recupero una falange del pie y un parietal que apareció roto en cinco piezas. Este año se completará una colección de «fósiles singulares» como el maxilar del Chico o Chica de la Gran Dolina, el húmero de Rafa o la mandíbula Jimena.

Los otros dos protagonistas serán José María Bermúdez de Castro y Eudald Carbonell. La de 2024 será su última campaña al frente de un equipo de 300 investigadores. «Es nuestra última campaña, dejamos paso a muy buenos investigadores y el proyecto en el mejor momento», reflexiona Bermúdez de Castro. Y es que en seis de los diez espacios de trabajo hay opciones altas de encontrar restos humanos.

tracking